678 845 921 / 957 45 33 30
.ubicacion
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mastopexia – Elevación de Pecho

El diagnóstico de ptosis o caída de la mama es el que recomienda el tratamiento quirúrgico de mastopexia. La ptosis mamaria se diagnostica cuando las mamas están situadas en la mitad inferior del tórax, y el polo superior de la mama – escote- está vació.

La ptosis mamaria puede estar presente en cualquier tamaño de mama, mamas grandes y claramente hipertróficas, de volumen intermedio o incluso pequeñas o atróficas después de los embarazos.

La mastopexia es una intervención quirúrgica que se recomienda a la paciente con el objetivo de que recupere la posición natural de la mama en el tórax, manteniendo una forma y volumen proporcionados.

La planificación quirúrgica va a depender de las características de la piel – que es uno de los factores más determinantes – el volumen mamario y la distancia al cuello del pezón.

La presencia o no de un componente de mama tubular, o la constitución del tórax también se deben tener en cuenta para decidir el tipo de intervención y valorar de manera previsible los cambios en las mamas que se pueden conseguir.

La intervención quirúrgica de mastopexia es un procedimiento seguro y útil para las pacientes diagnosticadas de ptosis mamaria.

Es posible realizar el procedimiento de mastopexia sin utilizar prótesis de mama, en todas las pacientes que tienen o conservan una cantidad de tejido mamario suficiente.

En estas pacientes el propio tejido de la mama se remodela y sitúa en la parte superior y media del tórax para que ofrezcan un relleno similar al que se consigue con una prótesis de mama.

A las pacientes que tienen un volumen mamario moderado o pequeño se les recomienda que asocien a la intervención de mastopexia la implantación de una prótesis mamaria
La prótesis mamaria, bien elegida, hace posible el relleno del polo superior de la mama – escote -, aporta el volumen necesario y evita cicatrices.

  • Anestesia: Anestesia General
  • Tiempo de intervención: 2-3 horas
  • Tiempo Ingreso hospital: 1 día
  • Postoperatorio: Sujetador a los 4 o 5 días. Recuperación laboral a los 10 días o 2 semanas.
  • Objetivos: Corrección de la caída o ptosis mamaria. Conseguir un volumen mamario adecuado. Recuperación actividades en una semana.
  • Forma y tamaño: La forma y el tamaño aproximados de las mamas se observan de forma inmediata.
logo

Preguntas frecuentes

La intervención quirúrgica de mastopexia es uno de los procedimientos de cirugía mamaria en los que es necesario conocer un mayor número de técnicas quirúrgicas.

Es necesario considerar el tipo de piel, cantidad, forma y tejido glandular, grado de caída de la mama, tamaño de la areola y los deseos de la paciente. El diagnóstico correcto y la adecuada elección de la técnica quirúrgica conseguirán la mejor corrección de la ptosis mamaria.

En los casos de ptosis leve puede limitarse la cicatriz a la areola, pero en los casos más severos es necesario añadir cicatrices verticales o incluso cicatrices debajo de la mama. Para la mayoría de las pacientes la corrección de la ptosis mamaria compensa con creces las cicatrices.

Siempre que existe suficiente tejido mamario la mejor opción de tratamiento es remodelar la glándula y trasladarla a la parte superior de tórax para aportar volumen y forma al escote y a todo el seno.

Esta opción consigue una corrección adecuada de la forma y posición de la mama equivalente a la que permite la utilización de prótesis. Si existe suficiente tejido mamario las prótesis sólo aportan un volumen no necesario.

La principal limitación es el grado de relleno o volumen conseguido en el polo superior de la mama o escote.

Con cualquier opción técnica la mastopexia consigue un relleno del escote menor al que corresponde a una mamoplastia de aumento simple. Esto es así cuando el volumen del escote se recupera con tejido propio de la paciente, y también cuando se utiliza una prótesis.

Es muy frecuente la coincidencia de la mama caída con una piel fina, estirada y con estrías. Este tipo de piel no es elástica. En la intervención debe extirparse toda la piel sobrante para conseguir una forma, volumen y posición adecuadas y duradero.

La calidad de la piel no se modifica con la intervención, y debe tenerse en cuenta para informar a la paciente sobre cuales son las posibilidades reales del tratamiento y la evolución en el tiempo.

Esta situación es más marcada en pacientes que han perdido mucho peso o se han tratado con cirugía de la obesidad.

Hay técnicas no quirúrgicas para mejorar la calidad de la piel antes o después de la cirugía.

Las mamas tubulares se caracterizan por un menor desarrollo de la mitad y inferior e interna de la mama. La areola está situada demasiado baja y a veces mal centrada.

La mastopexia es capaz de corregir la posición y tamaño areolar. En estos casos se asocian técnicas para la remodelación de la glándula mamaria y se aporta si es necesario volumen con una prótesis de mama.

En estas pacientes también es necesario con frecuencia corregir el grado de asimetría mamaria que presentan.

logo
logo

Cirugía Plástica y Reparadora
Otros tratamientos

Mastopexia

Mamoplastia de reducción

Abdominoplastia

logo

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Pida cita sin compromiso, nos encantará escuchar su caso.

Click to listen highlighted text!