Aumento de Pecho y Ejercicio

Es habitual que en la consulta las pacientes que se han operado, o que se van a operar de un aumento de mama, pregunten cuando van a poder recuperar su actividad deportiva.

En general les recomiendo que empiecen a andar el mismo día de la intervención. A partir del alta del hospital pueden caminar con normalidad por casa, e incluso dar un pequeño paseo. La recuperación de las pacientes es mejor si no permanecen inmóviles, y además se previene la formación de coágulos sanguíneos.

Dos semanas después de la intervención quirúrgica de aumento de pecho, las pacientes pueden empezar a realizar un ejercicio cardiovascular más intenso, como andar en una cinta de correr, o dar largos paseos a buen ritmo.
Al mes de la cirugía las pacientes pueden reiniciar su actividad deportiva habitual de forma progresiva. Siendo los últimos ejercicios a incorporar los que suponen un esfuerzo intenso con los brazos o musculatura pectoral. Si los implantes mamarios se han colocado detrás del músculo pectoral, es cuando es necesario ser más cuidadoso con el ejercicio muy intenso que precisa de esta musculatura.

Estas pautas son correctas para la mayoría de pacientes, pero cada persona debe valorar como va respondiendo su cuerpo al ejercicio y adaptar su actividad con sentido común.

Una mujer con implantes de mama no debe ver limitada en ningún aspecto su actividad deportiva o cotidiana. El objetivo principal de un aumento de mama es mejorar la calidad de vida de las pacientes.