El tratamiento de la mama tubular no es sólo un procedimiento de cirugía estética.


ORIGEN

Desde la clavícula y la axila hasta el surco submamario existe un tejido que sujeta de forma natural la mama y que se denomina “aponeurosis torácica superficial”. Se demuestra su existencia con facilidad porque al levantar el brazo se eleva también la mama.

En la pubertad la aponeurosis torácica superficial debe tener un desarrollo armónico y simétrico para que las mamas puedan crecer sin deformidades ni asimetrías. La causa principal de una mama tubular es la rigidez y crecimiento insuficiente de la aponeurosis torácica superficial a nivel de la mitad interior de la mama.

La mama tubular es una alteración del desarrollo mamario que causa deformidades en la mama de severidad variable y asimetría entre las dos mamas.
Es normal la existencia de familiares con similares alteraciones en el desarrollo, aunque la severidad puede variar mucho de unas personas a otras e incluso pasar desapercibida.

TIPOS

Es frecuente que las pacientes que consultan por hipoplasia o ptosis mamaria tengan asociado ungrado levede componente de mama tubular. La falta de diagnóstico previo a la intervención del componente de mama tubular puede suponer un procedimiento quirúrgico no óptimo, la aparición de un resultado pobre de la intervención e incluso complicaciones. El diagnóstico previo, un procedimiento quirúrgico y, cuando son necesarios, unos implantes adecuados, permiten resolver todos los casos de manera satisfactoria.

Los grados complejos en los que la paciente consulta por deformidades o asimetrías obvias, no son simples intervenciones de cirugía estética. Nunca debe predominar como objetivo el simple aumento o reducción estéticos de volumen. Estos casos exigen al cirujano la capacidad de cambiar la forma de la mama interviniendo sobre la estructura glandular, tejido celular subcutáneo y piel. El diagnóstico y tratamiento deben ser realizados por un equipo quirúrgico con experiencia en reconstrucción mamaria, y con una visión amplia sobre el problema de la persona afectada.

El tratamiento de un mama tubular es habitualmente muy satisfactorio para la paciente. La corrección en los casos leves, debe conseguir resultados propios de la cirugía estética. En los casos severos el resultado está limitado por la deformidad y asimetría originales, pero ofrece una mejoría muy evidente a la paciente en autoimagen y calidad de vida.