Ptosis Mamaria

El diagnóstico de ptosis o caída de la mama es el que recomienda el tratamiento quirúrgico de mastopexia. La ptosis mamaria se diagnostica cuando una paciente presenta una caída del complejo areolar de la mama superior a 24 centímetros, medidos desde el cuello al pezón. Las pacientes con ptosis mamaria pueden presentan unas mamas de tamaño variable, claramente hipertróficas, de volumen intermedio o incluso pequeñas o atróficas después de los embarazos. Las mamas ptósicas están situadas en la mitad inferior del tórax, y el polo superior de la mama – escote- está vacio. La piel es habitualmente muy fina y con estrías. No es infrecuente que se diagnostiquen grados variables de mama tubular en las pacientes con ptosis mamaria.

Mastopexia

La intervención quirúrgica de mastopexia es un procedimiento seguro y útil para las pacientes diagnosticadas de ptosis mamaria.

La planificación quirúrgica va a depender de los deseos de la paciente, las características de la piel, que es uno de los factores más determinantes, el volumen mamario y la distancia al cuello del pezón. La presencia o no de un componente de mama tubular, o la constitución del tórax también se deben tener en cuenta para decidir el tipo de intervención y valorar de manera fiable el resultado previsible.

-La piel: Es constante la coincidencia de la ptosis con un piel fina y elongada. Este tipo de piel no es elástica. En la intervención debe extirparse toda la piel sobrante para conseguir un resultado adecuado y duradero. Hay técnicas no quirúrgicas para mejorar la calidad de la piel antes o después de la cirugía.

-Distancia del pezón al cuello: Cuanto más bajo esté el pezón mayor cantidad de piel sobra. En los casos de ptosis leve puede limitarse la cicatriz a la areola, pero en los casos más severos es necesario añadir cicatrices verticales o incluso cicatrices debajo de la mama. Para la mayoría de las pacientes la corrección de la ptosis mamaria compensa con creces las cicatrices.

-Diagnóstico de mama tubular: Las mamas tubulares se caracterizan por un menor desarrollo de la mitad y inferior e interna de la mama. La areola está situada demasiado baja y a veces hacia los costados. En estos casos se asocian a la mastopexia técnicas para la remodelación de la glándula mamaria.

Mastopexia con prótesis

Mastopexia con cicatriz vertical y prótesis

Mastopexia con cicatriz vertical y prótesis

Habitualmente recomendamos a la paciente con el diagnóstico de ptosis mamaria que asocie al procedimiento de mastopexia la implantación de una prótesis de mama. Esta recomendación es constante cuando la paciente tiene un volumen mamario moderado o pequeño.

La prótesis mamaria, bien elegida, es permanente, hace posible el relleno del polo superior de la mama – escote -, evita cicatrices, y hace más estable el resultado de la intervención.

  • Anestesia: General
  • Tiempo de Intervención: 2-3 horas
  • Tiempo Ingreso hospital: 1 día
  • Dolor: En la mayoría de pacientes no es una intervención dolorosa
  • Postoperatorio: Sujetador a los 4 o 5 días. Recuperación laboral a las 2 semanas
  • Objetivos: Recuperación de la posición y contorno natural de las mamas. Recuperación funcional a los 10 días