678 845 921 / 957 45 33 30
.ubicacion
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Heridas y Quemaduras

La especialidad de cirugía plástica es responsable del tratamiento de todos aquellos pacientes que sufren una herida en cualquier parte del cuerpo, una quemadura o una úlcera.

Las técnicas propias de la Especialidad de Cirugía Plástica Reparadora aportan en muchos casos grandes beneficios para la solución de situaciones clínicas que, mal orientadas, pueden suponer secuelas funcionales severas o tiempos de recuperación muy prolongados.

El cirujano plástico está cualificado para tratar y reparar quirúrgicamente cualquier tipo de herida producida en un accidente. Utilizar las técnicas de reconstrucción propias de cirugía plástica se debe recomendar cuando las heridas son complejas, afectan a gran cantidad de tejidos blandos, exponen hueso, articulaciones o están asociadas a fracturas.

La consulta con el cirujano plástico no debe demorarse cuando se produce alguna de estas situaciones.

La mano es imprescindible en el ser humano para realizar correctamente la mayoría de las tareas y también cumple un papel de relación interpersonal.

Para el pronóstico de los pacientes con traumatismos en la mano es esencial que la valoración de afectación de partes blandas, estructuras articulares y óseas sea coherente desde el primer momento. El tratamiento debe considerar en conjunto todas las lesiones, sin olvidar que el objetivo más importante es mantener en lo posible la función de la mano.

Las quemaduras son lesiones producidas por la exposición del organismo a fuentes de calor con elevada temperatura, o por la exposición de productos químicos.

La gravedad y el pronóstico de las quemaduras está determinado por la combinación entre la profundidad de la quemadura, la superficie corporal o extensión lesionada, y la edad y salud del paciente. También puede empobrecer el pronóstico un tratamiento tardío o inadecuado.

Las quemaduras superficiales, de pequeña extensión o que no afectan estructuras como la mano, cara, pies o articulaciones se consideran leves y pueden tratarse ambulatoriamente y con curas locales.

Las quemaduras complejas o extensas deben ser tratadas lo antes posible por un especialista en cirugía plástica o por una unidad de quemados habilitada.

Las úlceras son heridas crónicas y complejas que se han producido por una estrategia de tratamiento y curas inadecuada, o porqué existe un trastorno de base que limita la capacidad de curación del paciente.

Necesitan tratamiento por parte de un cirujano plástico las heridas postraumáticas de larga evolución, las úlceras de presión que se producen por inmovilización prolongada y las úlceras de origen vascular. El tratamiento de un paciente con úlcera es en ocasiones muy difícil.

logo

Preguntas frecuentes

La cura o tratamiento inadecuado o retrasado de una herida ocasiona normalmente dolor o molestias innecesarias y prolongadas.

Muchas de las heridas acaban curando con el tiempo por si solas, pero producirán en muchas ocasiones secuelas funcionales o estéticas evitables.

La mano es un órgano excepcionalmente funcional. Con mucha frecuencia las heridas en las manos son complejas y afectan a estructuras óseas, tendinosas, vasculares o nerviosas, y a la cobertura de piel y partes blandas a la vez.

En la mano es esencial no retrasar el tratamiento correcto para evitar después rigideces en las pequeñas articulaciones de los dedos, o daños nerviosos o musculares secundarios a un tratamiento inicial incompleto.

Un centro donde colaboren traumatólogos y cirujanos plásticos con experiencia es el sitio adecuado para el tratamiento de las heridas en las manos.

Se consideran graves las quemaduras que afectan, a la cara o las manos, o a más del 6% de la superficie corporal. Son también graves las quemaduras profundas o las producidas por electrocución. A mayor edad del paciente más comprometido es el pronóstico de una quemadura.

Una quemadura profunda se produce cuando se lesiona la piel más allá de la parte media de la dermis o incluso todo el espesor de la piel. Se identifican porque aparecen ampollas o directamente una una superficie de la piel blanca, rígida y poco dolorosa.

Si la quemadura es pequeña se debe envolver con un trapo limpio y húmedo y acudir al centro médico asistencial. No se deben aplicar pomadas o antisépticos ni demorar la consulta al médico.

Si la quemadura es extensa, por electrocución, o está asociada a otras lesiones se debe avisar de forma inmediata a los servicios médicos de emergencia para que se realicen una primera asistencia en el lugar del accidente y la evacuación. Durante la espera se debe incorporar al accidentado y cubrirlo con una manta térmica o ropa. No se debe administrar ningún tipo de medicación.

Una herida que no cura y se cronifica se considera una úlcera. Siempre el paso más importante es identificar la causa de la úlcera.

Si la causa de la úlcera se trata o se elimina, la úlcera curará paulatinamente o podrá ser tratada de forma definitiva.

En muchas ocasiones no es posible eliminar por completo la causa de la úlcera. Trastornos severos de origen vascular y decúbito o encamamiento son las situaciones más frecuentes.

El tratamiento en estos casos se debe orientar a evitar el empeoramiento de la úlcera, facilitar las curas y alimentar bien al paciente.

logo
logo

Cirugía Plástica y Reparadora
Otros tratamientos

Cirugía post pérdida de peso

Cáncer de piel

Reconstrucción mamaria

logo

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Pida cita sin compromiso, nos encantará escuchar su caso.

Click to listen highlighted text!