La sudoración excesiva o hiperhidrosis la padecen algunas personas de forma crónica. El cuadro de hipersudoración aparece habitualmente en las manos, axilar, en los pies, e incluso en la cara. La hiperhidrosis no es un problema sólo estético, puede ser un grave problema clínico que afecte tanto la vida de relación como laboral del paciente.

Tratamientos útiles para el tratamiento de la hiperhidrosis:

  • Antitranspirantes
  • Iontoforesis
  • Toxina botulínica
  • Simpatectomía torácica endoscópia

Todos estos tratamiento deben ser recomendados de forma aislada o en combinación para adaptarlos a cada situación y paciente. El profesional responsable ha de informar de cuales son los beneficios y limitaciones de cada opción de tratamiento.