El láser de Neodimio-YAG es capaz de hacer desaparecer las varices de pequeño grosor – menores de 4 mm – que se transparentan y son visibles en la superficie de la piel. La luz láser de neodimio es capaz de calentar la sangre que se acumula las varices y coagularla. Cuando una variz es coagulada se detiene en ella la circulación de la sangre. La sangre coagulada y la variz son absorbidas por el organismo en el plazo de varias semanas hasta desaparecer de forma definitiva.

resultados-láser-varices

El tratamiento de las varices con láser es un procedimiento seguro y ambulatorio. Permite tratar amplias zonas en una misma sesión, y en la mayoría de los pacientes consigue la desaparición satisfactoria de las varices en dos o tres sesiones, separadas por 6 o 8 semanas.

Más información sobre el tratamiento de varices con láser en Diagonal Centro Quirúrgico Córdoba

También puedes leer más información sobre el tratamiento láser de varices en los artículos de nuestro blog: