El tratamiento de rejuvenecimiento de cara y cuello intermedio-profundo con la plataforma Láser FOTONA SP-Dynamis es un sistema que combina de modo sinérgico dos longitudes de onda, la del láser de Erbio:YAG (2940 nm) y la del láser Neodimio:YAG (1064 nm. Esta combinación permite actuar en la piel y tejido subcutáneo a nivel superficial, medio y profundo, produciendo un efecto de rejuvenecimiento y reafirmación de la piel del rostro y cuello.

El Erbio ayuda a redensificar y tensar la piel, eliminando líneas de expresión y reduciendo la profundidad de las arrugas y el Neodimio estimula la producción de nuevo colágeno y elastina en la dermis y regenera la piel. Mediante el calor proporcionado por la luz láser se puede tratar la piel desde las capas más profundas a las más superficiales, dando como resultado un rejuvenecimiento de cara y cuello integral sin necesidad de cirugía.

Si tu piel se ve apagada, fina, flácida, con daño solar, manchas y arrugas, este tratamiento que estimula la producción del colágeno produce un efecto de tensado de la piel, la desaparición o atenuación de las arrugas y la unificación del tono de la misma.  Tras el tratamiento la piel se muestra rejuvenecida, tersa y uniforme, con un aspecto más juvenil.

¿En qué consiste el tratamiento de Rejuvenecimiento de cara y cuello Intermedio-Profunfo?

Se trata de un procedimiento dinámico en 3 etapas, de modo que en cada una de ellas los parámetros se ajustan a las características del paciente, consiguiendo así un tratamiento individualizado

1.- CALENTAMIENTO SUPERFICIAL DE LA DERMIS- FRAC 3 NEODIMIO-YAG: en esta etapa se emplea el láser Neodimio-YAG en su modo FRAC3, para producir el calentamiento de la dermis superficial. La aplicación de calor del láser Neodimio induce una estimulación de las fibras de colágeno del propio paciente a través de las capas superficiales de la piel, mediante la aplicación de calor.

 2.TENSADO CUTÁNEOMODO PIANO NEODIMIO YAG: Para el calentamiento de la dermis profunda empleamos el láser Neodimio-YAG en su modo PIANO. De esta forma se aplica el calor en las capas más profundas de la dermis, lo cual va a mejorar la vascularización de la zona y va a dar lugar a una estimulación de la producción de colágeno de la piel. Con ello se consigue tensar y reafirmar las zonas tratadas (mejillas, frente y cuello) dando un aspecto más firme y juvenil.

 3.RENOVACIÓN CUTÁNEA- ERBIO YAG: Es la última etapa del tratamiento consistente en la vaporización de las capas superficiales de la piel (modo ablativo variable). La profundidad de vaporización de la piel deberá adaptarse en función del grado de daño cutáneo que presente el paciente que estemos tratando;  desde un tratamiento muy superficial, tipo “velo de novia”, a una vaporización de profundidad intermedia. Los pacientes con mayor daño solar, arrugas y flacidez van a necesitar un tratamiento más intenso o un número mayor de sesiones.

Al eliminar la capa de células muertas de la piel, el tratamiento actúa aumentando la luminosidad, mejorando la textura, cerrando los poros, atenuando las manchas superficiales, disminuyendo las micro-arrugas y restituyendo el proceso de renovación natural de la piel.

¿Cómo es una sesión de rejuvenecimiento láser intermedio-profundo?

La piel tratada debe estar bien hidratada, puesto que el láser de erbio actúa por su afinidad con el agua. Su médico estético valorará el grado de hidratación de su piel y decidirá si es necesaria una preparación previa de la misma antes del tratamiento.

En la primera consulta la médico estético responsable realizará su historia clínica para determinar posibles contraindicaciones, y un diagnóstico específico en el que decidirá los parámetros del tratamiento para cada una de las tres etapas, que estén indicados en su caso particular.

Ya en la consulta para el tratamiento, este se inicia con una limpieza profunda y desinfección de la zona a tratar. A continuación, se tomarán las fotografías clínicas que permitirán valorar después la evolución del tratamiento.

La aplicación del láser no es dolorosa, por lo que no es necesario el uso de anestesia. Con el láser Neodimio-YAG en las etapas 1 y 2, sólo se percibe una sensación de calor en la zona tratada, totalmente tolerable y en ocasiones incluso agradable. Con el láser Erbio se produce una vaporización de la capa más superficial de la piel que se muestra con un aspecto blanquecino; esta etapa es indolora y no causa molestias. Cuando el tratamiento es más intenso se puede producir un edema pasajero que desaparece en 1 a 3 días por completo.

Para realizar el tratamiento se marca la zona a tratar, y se va aplicando el láser de modo sistemático, en cada una de las etapas que integran este tipo de rejuvenecimiento de cara y cuello. Primero con pases ordenados y sucesivos de láser neodimio-YAG en las etapas 1 y 2 que van a ir elevando la temperatura de la dermis gradualmente y que la van a mantener el tiempo suficiente para obtener los efectos deseados sobre la misma. En la tercera etapa se aplicará el láser erbio en profundidad variable, según las características del paciente.

La sesión de tratamiento dura unos 45-50 minutos, dependiendo de cada paciente y sus necesidades. Una vez concluida la sesión, se aplicará un tratamiento antiinflamatorio o regenerador de dermis y epidermis. Tras el tratamiento la piel se muestra un poco enrojecida o hinchada. A los 2-3 días se presenta una leve descamación de la misma por el efecto del láser erbio.

Una vez concluido el tratamiento, se informará a la paciente de las pautas de cuidado a seguir que incluirán evitar las exposiciones solares prolongadas, el uso de un protector solar y el mantenimiento de un adecuado grado de hidratación de la piel tratada. La paciente se puede maquillar y la reincorporación a la vida laboral y social tras el tratamiento es inmediata.  Finalmente, se procederá a concertar con la paciente una cita para su revisión.

¿Cuántas sesiones son necesarias y cuánto duran los resultados?

El número de sesiones necesarias es relativo; suele ser mayor en pacientes de más edad o con daño solar más intenso. En casos con cambios leves se pueden lograr los resultados deseados en tan solo una sesión. Será su médico estético la que valorando las características de su piel y sus expectativas, indique el número óptimo de sesiones a realizar. El intervalo de tiempo que se debe mantener entre sesiones sucesivas debe ser de un mes.

Recuerde que, como en cualquier tratamiento de inducción del colágeno, es importante tener en cuenta que los resultados óptimos en rejuvenecimiento de cara y cuello se consiguen si el tratamiento se repite entre las 4 y 6 semanas.

Los efectos se empiezan a notar desde la primera sesión y una vez concluido todo el tratamiento, los resultados se mantienen de un año a 18 meses, aunque depende de las circunstancias de cada paciente, edad, tipo de piel, hábitos de vida y cuidados, grado de exposición solar, etc. Realizar una sesión de mantenimiento a los 6 meses permite mantener el efecto de rejuvenecimiento de cara y cuello y tensado óptimo.

¿Se puede combinar el Rejuvenecimiento de cara y cuello Intermedio-Profundo con otros tratamientos estéticos?

Este tratamiento es compatible con otras técnicas de rejuvenecimiento de cara y cuello como mesoterapia, peelings, rellenos faciales o uso de bótox. Será su médico estético la que una vez realizado el diagnóstico de su piel y valorado sus expectativas, decida la pauta y combinación de tratamientos a seguir.

¿Cuál es el precio de un tratamiento de Rejuvenecimiento Facial Intermedio-Profundo?

El precio de este tratamiento que combina el láser Neodimio-YAG con el láser Erbio de forma sinérgica, va a depender del número de sesiones que su médico estético considere necesarias, teniendo en cuenta el diagnóstico de su piel y los objetivos deseados. En la consulta se le informará de estos aspectos y se le dará un presupuesto detallado.