Rejuvenecimiento superficial de la cara – Velo de Novia

El rejuvenecimiento superficial – velo de novia se consigue mediante la aplicación del láser de Erbio de la plataforma SP Dynamis de Fotona el cual actual vaporizando las capas superficiales y dañadas de la piel.

Nuestra piel produce continuamente en su capa más profunda o capa basal, células nuevas que van ascendiendo hacia las capas más superficiales. Estas nuevas células tardan una media de cuatro semanas en llegar hasta la superficie y emergen con la finalidad de remplazar a las antiguas, ya sin vida. Es un proceso continuo que permite la regeneración cutánea.

La células muertas se van desprendiendo poco a poco y, si no se eliminan a tiempo, pueden crear una barrera debajo de la cual se esconde la luminosidad y tersura de la piel. Existen diversos factores que hacen que el proceso de regeneración cutánea se haga más lento, como son la edad, el estrés, una mala alimentación, la falta de cuidados, etc; todo ello determina la piel se muestre apagada y opaca. El rejuvenecimiento superficial de la cara con láser permite solucionar estos cambios de forma rápida, indolora y con una recuperación inmediata.

Velo de novia

La eliminación de las células muertas en las capas exteriores de la piel promueve la regeneración celular, estimula el proceso de descamación natural, libera a la piel de la suciedad e impurezas incrustadas y favorece la circulación sanguínea.

Permite también suavizar las arrugas de expresión, esas finas líneas que se forman por la gesticulación característica de cada individuo, y que dan lugar a la formación de pequeñas y antiestéticas arrugas sobre todo alrededor de la boca y los ojos. Además, esta exfoliación permite reducir las manchas que con el tiempo y el exceso de exposición solar o la ingesta de determinados fármacos, van apareciendo en la piel, Ayuda también a hacer menos perceptibles pequeñas cicatrices o secuelas del acné.

Al retirar la capa de células muertas acumuladas en la superficie, se estimula a la capa basal a producir más cantidad de otras nuevas, a un ritmo más acelerado. Ello permitirá también que los productos cosméticos que aplicamos penetran más fácilmente y con mayor rapidez, produciendo un mayor efecto.

De esta forma descubrimos a solo unos milímetros de profundidad una piel más joven, tersa y luminosa, mejor oxigenada y más receptiva a otros tratamientos faciales adicionales que podamos aplicarle.

¿En qué consiste el tratamiento láser de rejuvenecimiento superficial de la cara denominado “velo de novia”?

Este tratamiento consiste en un peeling o exfoliación suave mediante el empleo de un láser de Erbio que provoca un despegamiento de las capas más superficiales de la piel. El láser Erbio:YAG tiene una especial afinidad por el agua y produce una vaporización de la capa más superficial de la piel; al aplicar el láser sobre la piel ésta manifiesta un aspecto blanquecino, que recuerda al velo de un traje de novia y al que debe su nombre el tratamiento.

Al eliminar la capa más superficial de células muertas de la piel, el tratamiento actúa aumentando la luminosidad, mejorando la textura, cerrando los poros, atenuando las manchas superficiales, disminuyendo las micro-arrugas y restituyendo el proceso de renovación natural de la piel.

¿Cómo es el procedimiento?

El tratamiento de velo de novia con láser Erbio:Yag de última generación (Fotona) se realiza en consulta de forma ambulatoria. Su duración es de no supera los 15 a 20 minutos. El procedimiento es indoloro, no causa molestias en las pacientes y no precisa de la aplicación de crema anestésica previa.

La recuperación es prácticamente inmediata y sin ningún post-operatorio. Tras el tratamiento la piel muestra un poco de enrojecimiento. A los 2-3 días aparece una ligera descamación en el rostro que es prácticamente imperceptible si se aplica una buena hidratación. La paciente puede maquillarse sin problemas tras el tratamiento y es importante aplicar protección solar. Los efectos se aprecian rápidamente, manifestándose en forma de una piel más luminosa y homogénea, en definitiva, de mejor calidad.

¿Cuántas sesiones son necesarias? ¿Cuánto duran sus efectos?

El número de sesiones dependerá del estado de la piel de cada persona, aunque en general se recomiendan de media unas tres sesiones, separadas entre ellas por un mes. De esta forma se pueden lograr resultados más duraderos, manteniéndose los efectos del tratamiento entre seis y ocho meses.

El tratamiento se puede combinar con cualquier otra técnica de rejuvenecimiento facial (rellenos, ácido hialurónico, bótox), al ser un tratamiento superficial. Solo o en combinación con otras técnicas, el tratamiento láser velo de novia consigue unos resultados muy satisfactorios, con un mínimo tiempo de recuperación y muy duraderos.

¿Para quién está indicada? Existe alguna contraindicación?

El tratamiento está indicado tanto en hombre como en mujeres. Es apropiado para pieles jóvenes que necesitan recuperar el brillo y luminosidad de la piel, estimulando el proceso de renovación natural de la misma. Recomendado también para pieles adultas que buscan mejorar la calidad de la piel en su aspecto y brillo, sin necesidad de largo tiempo de recuperación. Es muy frecuente que se busque este tratamiento para verse mejor, con aspecto luminoso y rejuvenecido, antes de un evento como una boda (de ahí también su nombre) o para una fiesta especial. El tratamiento es adecuado para todos los tipos y tonos de piel. La única contraindicación para realizar el tratamiento es en aquellas personas sometidas a un tratamiento médico fotosensibilizante.

Como con cualquier otro tratamiento láser, se debe evitar la exposición solar intensa inmediatamente después de la aplicación del tratamiento.