PEELING QUÍMICO

DALE A TU PIEL UN ASPECTO MÁS FRESCO Y JUVENIL

Renovación de la piel y envejecimiento con un peeling

El peeling químico es un tratamiento de la piel. La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo. Constituye una barrera o escudo natural, formado por millones de células que nos protegen de las agresiones externas y permiten regular nuestra temperatura corporal.
Diariamente, miles de estas células de la capa más superficial de la piel mueren, se descaman y son reemplazadas por células nuevas que proceden de las capas más profundas de la piel.
A medida que cumplimos años, este proceso de renovación natural de las células epidérmicas se hace más lento. Nuestra piel aparece apagada, y comienzan a aparecer manchas oscuras, finas líneas y otros signos del envejecimiento y el daño solar.

Rejuvenecimiento mediante peelings químicos

Los peeling químicos se emplean desde hace más de 100 años para producir de modo controlado una descamación de las células dañadas de la superficie de la piel.
Un peeling consiste en la aplicación de una solución que contiene uno o varios compuestos químicos con características específicas para producir la eliminación de las células muertas de la piel y estimular la producción de nuevas células. Como consecuencia se produce un ligero tensado de la piel, las arrugas pierden profundidad y la piel aparece más luminosa, lo que en conjunto proporciona un aspecto más juvenil.
Durante la consulta con tu médico estético, se te va a explicar el nivel de mejora de la piel que vas a poder conseguir con el tratamiento. Una vez examinado tu tipo de piel, grado de pigmentación y de daño solar, la especialista va a determinar si el peeling químico es el tratamiento óptimo para dar respuesta a tus necesidades. Si la respuesta es afirmativa, deberá también evaluar junto contigo cuál de los distintos tipos de peelings químicos existentes es el indicado en tu caso, teniendo siempre en cuenta tus expectativas, lo que le permitirá elegir el mejor tratamiento para ti.
No olvides mencionar durante la consulta problemas de sensibilidad al sol o si te has realizado tratamientos previos, tales como una dermoabrasión, en los seis meses anteriores.

Cuando está indicado un peeling?

Mediante la realización de un peeling químico se pueden mejorar diversos aspectos de la piel.
⎫ El peeling puede reducir la profundidad de las arrugas y atenuar las líneas finas de expresión
⎫ Permite reducir o eliminar pigmentaciones y manchas de la piel, y proporciona un tono más uniforme
⎫ Mejora de las cicatrices superficiales del acné
⎫ Tratamiento del daño solar
⎫ Tratamiento de las manchas por envejecimiento
⎫ Mejora de la tersura y luminosidad de la piel
El peeling no es un sustituto de otros tratamientos faciales como láser o lifting. No permite eliminar piel muy laxa o sobrante. Pero en muchos casos, el peeling puede ser un tratamiento complementario a otros procedimientos, dentro de un programa de Rejuvenecimiento Facial Personalizado específicamente diseñado.

En qué consiste el tratamiento

En función de las necesidades y expectativas del paciente, se puede indicar un peeling superficial, medio o profundo. Será su médico estético la que seleccione el compuesto químico apropiado o una mezcla de varios (ácido glicólico, ácido tricloracético, alfa-hidroxiácidos, etc.) y aplica la solución a varias áreas de la piel.
El peeling químico puede aplicarse en la cara, cuello, escote, manos e incluso, en algunos casos, en brazos o piernas.
Una vez aplicada la solución química, ésta va a producir una separación y descamación de las capas más superficiales o externas de la piel. A su vez, esto produce una estimulación de la producción de nuevas células epidérmicas desde las capas más profundas subyacentes.
El procedimientos ser realiza de modo ambulatorio en consulta. La mayoría de pacientes describen una sensación de calor moderado, que puede durar unos diez minutos, lo cual va seguido de un ligero escozor, variables en función del tipo de peeling aplicado (superficial, medio o profundo).
Una vez aplicado el peeling, la reacción de la piel va a ser similar a la de una quemadura solar de moderada a más pronunciada, variando también en función de la profundidad del tratamiento aplicado:
¬ Con un peeling superficial se va a producir cierto enrojecimiento y una descamación de la piel durante unos pocos días
¬ Los peeling medios y profundos pueden dar lugar a la aparición de cierta inflamación o edema y de pequeñas burbujas que se rompen formando una costra y que pueden durar hasta dos semanas. En estos casos se pueden requerir vendajes que se mantendrán uno o dos días.
En todos los casos, tras el tratamiento es importante mantener una buena hidratación de la piel. Es importante también evitar la exposición solar ya que la nueva piel formada es muy sensible al sol y a cualquier tipo de agresión ambiental. No se debe olvidar aplicar un buen fotoprotector (SPF50), unos 20-30 minutos antes de salir a la calle y renovar su aplicación varias veces al día.
Los cosméticos pueden volver a emplearse transcurridas dos semanas desde el tratamiento.

Cómo va a cambiar mi piel tras el tratamiento

Al principio, la nueva piel formada tras el peeling va a presentar un color similar al de una quemadura solar. Ese tono va a ir desvaneciéndose gradualmente hasta un tono rosado natural en las siguientes semanas.
Finalmente, la nueva piel estará más tensa, suave y de un tono ligeramente más claro y luminoso, de lo que estaba antes del peeling. Todo ello va a proporcionar un aspecto juvenil, luminoso y descansado a nuestra piel.