Melasma y láser

LA EFICACIA DEL LÁSER DE PICOSEGUNDOS EN EL TRATAMIENTO DEL MELASMA.

Se ha celebrado recientemente la reunión de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica en Phoenix (Arizona). En ella se han debatido entre otros temas, la eficacia que tiene el empleo de los innovadores láseres de picosegundos en el tratamiento del melasma.
Tradicionalmente el melasma, pigmentación oscura de la piel relacionada con los cambios o terapias hormonales y la exposición solar, se ha tratado con una combinación de protectores solares de amplio espectro, cremas despigmentantes, peelings y tratamientos con sistemas láser convencionales. Aunque el tratamiento con láser es eficaz en el corto plazo, es frecuente que el melasma vuelva a aparecer después de un tiempo y también se pueden producir hiperpigmentaciones e hipopigmentaciones postinflamatorias (PIH) como efecto secundario indeseable; esto es debido al efecto del calor excesivo en el área circundante de la piel tratada.
Estas complicaciones en el tratamiento láser del melasma pueden minimizarse mediante el empleo de los nuevos láseres de picosegundos, ya que por su corta duración de pulso actúan mediante un efecto de presión (fotoacústico) más que de calor, con lo que se evita el daño térmico al tejido circundante. La presión de la energía del láser rompe el pigmento (melanina) en fragmentos más pequeños, que son eliminados por el organismo. Esta técnica novedosa ya se está empleando para la eliminación de tatuajes, pero aún hay pocos estudios de su aplicación al tratamiento del melasma.
Investigadores del Área de Dermatología del Albert Einstein College of Medicine y del Area de Dermatología Médica y Cirugía Estética del Montefiore Medical Center de Nueva York, han estudiado la eficacia del tratamiento del melasma facial con un láser de picosegundos Nd:Yag de 1.064 nm.

Melasma Córdoba
Las pacientes seleccionadas en el estudio fueron tratadas con el láser Nd:Yag a una longitud de onda de 1.064 nm, con un tamaño de spot de 6 mm, una fluencia de 0,7 J/cm y una frecuencia de 5 Hz. Se realizaron de 2 a 4 pases con el láser. El tratamiento se combinó con la aplicación de hidroquinona al 4% un mes antes y en los dos meses posteriores al tratamiento láser.
La eficacia del tratamiento se evaluó mediante el empleo del Índice de Área y Severidad de Melasma (MASI) que permite estandarizar la evaluación del melasma, un mes y seis meses después de la aplicación de la terapia láser. Los resultados fueron positivos en todas las pacientes tratadas, que mostraron una reducción significativa en la puntuación MASI, la cual se mantuvo seis meses después del tratamiento. No se observaron hiperpigmentaciones ni hipopigmentaciones postinflamatorias, ni otros efectos adversos como dermatitis, tras el tratamiento.
Los investigadores concluyeron que el pulso extremadamente corto del láser de picosegundos minimiza los efectos adversos de despigmentación (PIH) y confiere una clara ventaja en el tratamiento del melasma sobre los láseres tradicionales.
Krausz, A. (2018).  American Society of Dermatologic Surgery, Phoenix, Arizona. October 11, 2018. Efficacy of Single Treatment 1,064 nm Picosecond Laser for Melasma. Poster # 12