.ubicacion

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
reducción de pechos

Reducción Mamaria, mucho más que Cirugía Estética

Con frecuencia se considera la intervención quirúrgica de reducción mamaria como un tratamiento que tiene como sólo objetivo la disminución de volumen y peso de las mamas. Es cierto que este es el objetivo principal y la causa de la intervención, pero afortunadamente la elección adecuada de la cantidad de mama a extirpar y del diseño y técnica a utilizar, coinciden con el mejor resultado en forma y naturalidad de la mama reducida.

Es habitual que la paciente que consulta de forma previa a la intervención de reducción de pecho esté predispuesta a conseguir una reducción “lo mayor posible”, asumiendo a cambio cicatrices extensas y de mala calidad, areola y pezón insensibles, despigmentados, y formas y contornos mamarios sin atractivo.

La reducción de pecho es una intervención en la que el diseño preoperatorio es esencial para conseguir la forma y volumen mamarios óptimos para la constitución, edad y tipo de piel de cada paciente.

La extirpación de glándula y piel que se realiza debe ser poco traumática, equilibrada para conseguir el mismo volumen en las dos mamas intervenidas, y respetuosa con la anatomía funcional del pecho. Esta es la única forma de conseguir resultados naturales, y preservar en la mayoría de los casos la sensibilidad natural de la areola y del pezón.

La intervención debe ajustarse de forma individual al tamaño y anchura del tórax de cada paciente, al grado de elasticidad de la piel, a la mayor presencia de tejido glandular o adiposo, y al grado de hipertrofia y ptosis – caída – previo a la cirugía. Una pequeña prótesis puede utilizarse para mantener de forma definitiva el relleno a nivel de la parte superior del pecho o escote. Está prótesis no aporta un volumen apreciable y contribuye a conseguir los objetivos de la intervención.

Las cicatrices de la reducción de mama están siempre presentes. Para prevenir y conseguir que sean de la mayor calidad posible nunca deben utilizarse como sutura para la piel las grapas o los puntos individuales. Un diseño quirúrgico adecuado y la incorporación de programas de prevención y cuidados específicos para la cicatriz en las pacientes operadas, es esencial para evitar la aparición de cicatrices de mala calidad.

La reducción mamaria es compatible con la obtención de una mama de volumen adecuado a la paciente y de aspecto natural y atractivo.

Más información en nuestra web

logo

Diagonal Centro Quirúrgico
Entradas más recientes

CONSIDERACIONES PREVIAS A UNA INTERVENCIÓN DE CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA
EFICACIA Y SEGURIDAD DEL TRATAMIENTO DE ESTRÍAS CON LÁSER DE PICOSEGUNDOS DE 1064 nm FRACCIONAL
logo
logo

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Pida cita sin compromiso, nos encantará escuchar su caso.

Click to listen highlighted text!